miércoles, 3 de octubre de 2007

La paz nace en tu corazón

De habladurías y otros diretes

que escucho constante

ante la puerte de mi mente,

no las oigo ni las recibo aún con banquetes,

porque la paz nace en mi corazón decente.


Del día malo que me sorprende

que molesto y burlesco me persigue,

si mi amigo no me amina, se ríe

mi canción de paz prefiero oirla latente.


De las luchas de la vida efímera

cuando ésta deja de ser perenne,

y me lleva hacia el abismo de la guerra,

mi corazón dice: "Paz al doliente".


No soy partidaria del dolor

ni de las desaveniencias

que podrían surgir entre

mis hermanos de esta raza ambiciosa.


Antes cierro mi boca: afuera calumnias

cierro mis ojos: afuera la lujuria

cierro mis oídos: adios alegorías

detengo mis pies: evito llegar a la locura.

Sin embargo,

abro mis ojos: sonrío con ellos,

abro mi boca: digo el milagro,

abro mis oídos: oigo la feliz canción,

y con mis pies: voy a donde mora la paz.

La paz que nació en mi corazón

como también puede nacer en el tuyo hoy.

Resurrección

¡Oh vida que vuelas cual ave,
fugaz que brilla cual relámpago,
te quedas suspendida
en el eco de tus ensueños
como la estrella que nace
y luego de una ardua lucha
muere, fenece como el soplo...
¿Qué vale vivir setenta años
si cada segundo se desvanece
en el desperdicio vil del tiempo?
Pero si vivís un día
lleno de fe, de esperanza
y trabajáis por una buena causa:
servir al hermano herido,
sanar al alma que llora,
socorrer al hambriento
y amar a Dios por sobre todo...
Morir solo es un paso
tan fugaz e indoloro,
un breve tiempo que al final
nos espera la dicha eterna
la felicidad infinita,
la nueva vida verdadera...

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Hoy puede que sea el día...

El Sicómoro

Permanece ese testigo mudo
Por siglos…
Si hablase nos relataría
El día grandioso de Zaqueo.
Pero ahí le vemos
Fuerte en nuestra memoria
Le buscamos para asirnos
De sus ramas y desde la cima
Ver al Salvador pasar.
Como Zaqueo, muchísimas veces
Nos chocamos con la valla del populacho
Queremos llegar a él, ¿de qué modo?
¡Aaaah! el ingenio, claro:
Ignorando las risas y burlas
De aquellos que nos hicieron caer,
De aquellos que comieron con nosotros
Para luego la espalda devolver,
Vamos al sicómoro, a lo sublime
Buscamos el campo perfecto para
Ver siquiera de lejos, sin estorbos, a Él.
Allí en lo alto, el corazón late deseoso
Por oír palabras amigas, de perdón,
Él viene, se acerca, se detiene,
Alza su vista, nos sonríe.
Extiende su mano, nos ayuda a bajar,
Con un abrazo nos dice:
-¡vamos, pues voy a tu casa!
Vine para compartir contigo
Vine para alegrarme con tu alegría
Vine pues, para que seas mi amigo
Para que me des abrigo en tu corazón.

El sicómoro mudo, ondea feliz sus ramas
Al saber que en su sitio
Se hizo otro milagro de perdón
Y ve satisfecho mientras
El sol a la distancia declina,
Al Redentor con el hombrecillo
Que allí mismo encontró la Salvación…


jueves, 23 de agosto de 2007

5 años... continuación

Todavía quedaban huellas del invierno de ese año, y el clima era lo mismo desde que salimos de Lima: nublado y un poco de frío. Cuando salí de Perú sentí que algo de mí se había quedado allá...
En el trayecto conocí a dos personas interesantes: una japonesa-estadounidense que venía a Chile por segunda vez, dijo que le gustaba y su viaje era solamente por aventura; la otra persona era una francesa que si bien recuerdo, era su tercera vez en Chile. Ella me contó acerca de sus travesías por el mundo, y me dejó con deseos enormes de visitar Tibet cuando me contó su viaje por esos lugares tan remotos. Creo que sin ellas, el viaje habría sido mucho más agotador y opaco! Desde Ica hasta por La Serena o un poco más , es todo arena y arena... desierto... tunas... extrañaba ver algo en color verde vivo!
Y bueno, finalmente llegamos a Santiago de Chile, era ya la noche como a eso de las 7 pm cuando llegamos al terminal. Muchisima gente por todos lados, y los taxistas ahi como pirañas por conseguir clientes... para remate el que nos tocó poco después lo detuvo un carabinero por haber violado la ley, y de paso, ya tenía varios antecedentes... ¡Vaya inicio! Estuvimos un buen rato ahí esperando hasta que papá le pidió al Carabinero que al menos nos dejara llegar al punto... al ver eso de mi papá entonces vi que realmente estaba agotado y lo único que quería era llegar a un lugar para decir: ¡Al fin! ¡Viaje finalizado!
Esto fue un 15 de agosto, jueves.... invierno aún.
De ahi entonces comienza la nueva vida en otro país, en otra cultura, tan distinto como el aceite lo es al agua. No viajamos enseguida al sur para ver la mayor parte de mi familia materna, lo hicimos hasta diciembre, esa estadía allí fue linda pues despues de muchos años pude volver a ver a mis tios y primos.
Mientras tanto también buscamos casa y de mi parte, dónde estudiar. Al terminar ese año ya estaba todo listo, gracias a Dios, pues no hubo complicaciones al respecto.
Pasaron los años, papá en su trabajo de venta de Biblias y yo estudiando en la U... Cambió totalmente todo: ahora vivimos a casi dos horas de la iglesia cuando antes estabamos en 5 minutos y a pie; en cuestión de las estaciones varía todo, pues cuando es invierno amanece incluso hasta las 8 y minutos de la mañana, cuando antes en tierras tropicales el sol sale a las 5:30 am... pero todo tiene algo bonito y eso hace que sea una aventura. Me gusta mucho el otoño, más que la primavera, porque ella es muy fugaz, el verano es tan eterno como el invierno y uno no sabe cuando puede acabar y se van a los extremos. Por eso prefiero el otoño... quizás porque es cuando corre más viento que no es ni caliente ni gélido, las hojas caen y como lo persiguen a uno... es realmente como sentirse LIBRE! Y es lindo ver los colores de cada árbol... Del invierno me gustan los colores de la puesta del sol, pasa de anaranjado a amarillo, o entre lila y verde-azulado. Todo tiene su encanto.
Mi vida en la U fue buenisima. Bueno... solo por que Dios está siempre conmigo entonces pude salir siempre adelante. Quiero decir que nunca me sentí como un bicho raro, bueno..si, algunos me consideraban extraña... creo que uno ya puede imaginarse por qué, muchos "esperaban" que mi vida diera un vuelco total y me olvidará de Dios. Pero hubo gente que me ayudó con sus oraciones y es por ello que aún sigo aquí. Alli conocí excelentes profesores, de quienes no tengo nada más que imitar su actitud como maestros vocacionales. Conocí y gané amigas lindisimas: Laura, Ximena Peña, Yasna, Ximena Quintana, Ximena Munizaga, Rosa, Nicole Harder, Nicole Magallanes, Sussy, Naty, Paulina... (la lista sería enorme y si no estás aquí, no te molestes, te recordaré siempre).
Ahora solo espero que termine este año y ver hacia dónde alzaremos el vuelo. Pero me llevaré bonitos recuerdos de aquí, pues la venida no fue en vano, hubo caídas existenciales pero nos hemos levantado, y lo más lindo de todo es que, pude cumplir lo que mamá quiso siempre para mí. Pronto, quién sabe a dónde... estaremos surcando otros aires.

viernes, 17 de agosto de 2007

5 años...

Fue un 7 de julio de 2002 cuando dejamos el suelo hondureño. Aún me parece recordar los instantes en que papá y yo decíamos adios a los amigos... desfilan ante mi los rostros de Anita, Sandy, Linda, Ingrid, su papá, mi tio, tia, mi primo Eduardo y de otras cuántas personas más. Era una mañana tibia, no hacía mucho sol pero aún me parece sentir el viento cálido de entonces. Talvez con eso iniciaba una nueva experiencia en la vida, acompañada de mi papá, con muchas esperanzas y sueños por delante. Dentro de mí venía una llamita encendida, representando los deseos de mi mamá, quien quería que algún día viniese a Chile a conocer su país, su familia y lograr otros objetivos. Y pensaba que entonces si mamá estuviera viva, habría sido la más contenta de poder viajar finalmente para siempre con su familia a su tierra.
Uno propone, pero Dios sabe qué es lo mejor para uno.
Pues el viaje fue bonito, algo nuevo y con algunas aventuras de por medio. Llegamos a Nicaragua y justo estabamos por entrar a Costa Rica, cuando papá se da cuenta que la visa había caducado... ¿Qué hacer? Pues Tio Federico le acompañó de regreso a una ciudad cercana para volver a obtener la visa, y yo me quedé con Tio Francisco para continuar el viaje y esperarlos a ellos en San José. ¡Qué cantidad de maletas! Bueno, incluido el equipaje de los tios... Ellos traian sus libros de colportaje, así que era un peso enorme, y creo que con todo eso el bus apenas andaba. Y justo llega el momento para revisar el equipaje, ooohh, y yo no tenía las llavecitas de las maletas para abrirlas! Nuevo dilema... A Tio Francisco se le ocurre la idea de que sería bueno poner las cajas de los libros , después su equipaje, luego el de Tio Federico y por último, la casi docena de los nuestros; y además de eso, quedarnos al final de la fila. Dio resultado, porque el agente apenas vio el pasaporte brasileño de Francisco Rodrigues y justo que Brasil había ganado la Copa Mundial, el tipo le dice en tono alegre: "!BRASIL, CAMPEÓN!". Tio Francisco le sigue la corriente, también demostrando el orgullo de pertenecer al "Pais mais grande do mundo"! Pues funcionó el asunto, ya que el agente creyó que yo era hija del tio (nada que ver pues él es negrito!) y con solo ver los libros, nos dio el pase sin pedir ver el resto del equipaje.
Llegamos a San José y mientras tanto, esperamos a papá con Tio Federico. Tenía tanta hambre y estaba cansada... lo único que quería era una camita y decir "hasta mañana". Pero todo ese cansancio se fue cuando llegaron a quienes esperabamos y descansar en casa de Tio Federico. -Ah, pero retrocediendo, creo que la última vez que comería frijoles fritos con tortillas y platano, fue la noche en que llegamos a Managua... eso estaba delicioso!-
En casa de Tio Federico pudimos compartir con su familia, su hija, una niña tan linda y simpática: Hellen. En San José debimos comprar el boleto de avión para salir de Panamá hasta Lima. La embajada peruana exigía que yo por ser hondureña debía presentar algo que diga que yo no iba a quedarme en Perú (¡Ni ganas que tenía de quedarme!), y aunque fuera hija de peruano no me daban otra solución, así que pusimos de carrera a mi prima Glelda en Lima para que me comprara el boleto de salida de Perú -hasta Santiago de Chile, y eso enviarlo a Panamá... ***
Rumbo a Panamá. ¡Oh, Panamá! ¡Muchisisimo calor! ¡Nunca antes había estado en un lugar donde hace tanto calor! Eso si que es tropicalisimo. Conocí a la familia de Tio Francisco y al pequeño grupo de hermanos. Talvez habría deseado estar más días allí pero el deseo por llegar a Perú y ver a mi familia y además viajar por primera vez al lugar donde nació mi papá, me hizo suplicarle a mi papá que viajaramos un día antes de lo previsto. Y así lo hicimos.
Llegamos a Lima, desde lo alto veía la ciudad y lejanamente la cordillera de los Andes, y al otro costado el mar Pacífico. Estaba nublado, pues a esas fechas, 14 de julio, normalmente es invierno y a veces no se mira un mínimo rayo de sol.
Al llegar al aeropuerto, creo que la agente se le fue el interés por revisar maletas al ver la cantidad del equipaje nuestro... simplemente nos hizo pasar por otro lado y hasta luego. Lo lindo fue cuando a la distancia pude divisar a mi primo Walter y mi tio Mario... ¡Qué decir! una alegría enooorme, abrazos, risas, lágrimas...!
****
En Perú estuvimos casi el mes. A la semana de haber llegado allí viajamos a San Miguel de Cajamarca, eso es al norte de Perú. Es todo distinto, comparando a los lugares que había andado antes, aún así me gustó pues era como transportarse al pasado; más mi papá encontró que estaba más modernizado... bueno, es que el camino que tuvimos que hacer para ir a San Miguel, antes mi papá debía ir a pie y con días de camino; en cambio, ahora hay taxis que suben por esos caminos serpenteados, peligrosos y ascendentes, uno mira grandes barrancos a un lado y por otro, los grandes picos cordilleranos... para mí eso era emocionante.
Mi tia Sabina no tenía ni idea de que mi papá iba a llegar... después de 33 años aproximadamente: ¿Pensaría ella en tal sorpresa? Aún me parece ver el grito de alegría y la enorme sonrisa que nos dio al reconocer a mi papá... Pasé dos semanas bonitas. Conocí esos lugares que mi papá vivió durante su niñez, me señalaba los sitios donde solía pastorear las ovejas, allá por donde le tocó corretear al puma que andaba haciendo desastres con el ganado y las aves, el sitio donde una vez estuvo la casa donde nació... además de eso, encontró a parientes lejanos, tan lejanos pero en ese momento, muy cercanos. Incluso, una prima suya que vive en las halkas, o como quien dice, allá en los mas remoto e inimaginable para vivir, pues es en la casi cima de las montañas y donde la gente solo vive del vacuno, vino a verlo cuando supo que estaba allí. También conocí a mi tio Santiago, el mayor de todos los tios, (ahora ya descansa)... su alegría es inexplicable, pero por nuestras venas corría la felicidad y aquel vínculo que nos unía, que pese a que por años estuvimos lejos y yo sin conocerlos, me sentí realmente en casa. A veces cierro mis ojos y me transporto a esos lugares, si pudiera volver lo haría, pienso regresar algún día y si es posible, vivir allí una temporada y convertirme en una pequeña pastora, tener mi rebaño, o por último, pasarlo con mi familia que aún vive allí. No olvidaré el ambiente puramente andino que saboreé cuando bajamos al pueblo y nos acompañaba el sonido de la quena, violines, zampoña y charango..
En Lima me di cuenta que mi familia es enorme, pero a la vez unida, eso me gustó de ellos. El paseo que nos regalaron cuando fuimos al Parque de las Leyendas o el zoo, fue maravilloso. Pude también conocer a mis tios en tercer grado, cuya posición social es un poquito más superior al de la mayoría, pues gracias a su trabajo y empeño ahora viven bastante bien y en un barrio alto, incluso, me dio gusto saber que ellos también tienen un sentimiento de apertura cultural y no de un nacionalismo intenso o cerrado. Una de sus hijas vive ahora en japón, casada con un japonés y viviendo en esa cultura japonesa.
Y que de la iglesia, conocí muchas personas especiales, como ser las chicas Verástegui, cuando fui a Ica, también a Corina y su familia (añoro el elote con queso que comí allí) y los momentos gratos de sábado de tarde que pasamos juntos en la sociedad de jóvenes.
****
Llego hasta aquí, en otra ocasión contaré de Chile y el resto de la historia... (se me acabó el tiempo!)

miércoles, 20 de junio de 2007

No es utopía

Silencio.
Silencio en el universo entero. Callan los ángeles, sus arpas yacen en su regazo. El Padre observa. Se toca el corazón, y de sus ojos… brotan lágrimas de oro. Ante él está aquel ángel, aquel que fue el Lucero, aquel que nació entre perlas, diamantes y al sonido suave y potente de una música nunca antes escuchada. Ese ángel se ha rebelado, ni las lágrimas de su Padre le conmueven. Detrás de él hay un tercio del millón de ángeles, todos con la misma mirada de odio, soberbia y rebelión.
-¿Por qué, hijo?
- Es asunto mío y de ellos-, responde altivamente señalando al grupo que le apoya.

- Me partes el alma. Podría destruirte, pero te dejaré vivir para que hagas lo que tienes planeado, solo que no estarás más aquí y no podrás estar ante mi presencia. Si algún día te das cuenta de que no eres feliz…
- ¿Creeis que no voy a ser feliz? ¡Claro que lo seremos! ¿No es así? – (un estruendoso “SI” de millares de voces roncas responden con aplausos)
- … te estaré esperando.


Silencio.
Una vez más el universo calla. Ni los ángeles pueden creer lo que acaban de escuchar. ¿Es posible que Él se ofrezca para ser sacrificado? ¡No! ¡El no puede hacer eso! Alguien tiene que hacerlo. Dejan sus arpas a un lado y se levantan, cada uno quiere hacerse oír. El Padre alza su mano
-¿Queréis decir algo?
-Yo me ofrezco para ser sacrificado- dice un ángel.
-Yo también, Padre
-Yo quiero ser!
- No, dejadme a mí, que seré yo…
Uno a uno, millares de voces se ofrecen para ser el Redentor.
El Padre mueve suavemente su cabeza y habla claramente:
“Hijos míos. Me siento feliz al ver tanto aprecio y fidelidad. Pero ninguno sois Creador. Solamente mi Hijo sabe la suerte que correrá algún penitente. Para mi es una decisión dolorosa pero debo aceptarlo.”
Y volviéndose a su Hijo, le dice sonriendo:
“Recuerda que, llegado el momento, nunca estarás solo”.


Silencio.
En la tierra hay silencio. En el universo ni una voz se oye. El Padre sabía que esto alguna vez sucedería. Esa pareja que él mismo hizo con sus propias manos, ahora se ha entregado en manos de su enemigo. Una vez más el Padre llora. ¡Cómo duele saber que sus hijos le han desobedecido! ¿Por qué cuesta tanto confiar en lo que él les dijo? También podría destruirlos, pues no le cuesta nada. No lo hará, merecen vivir, y aún cuando la vida sea cruel (no porque él así lo quiera) tendrán su apoyo cuando quieran volver.

Silencio aún en la Tierra.
Finalmente, ha sido sacrificado. Él ha sido crucificado, le han lacerado, castigado peor que a un animal indefenso.
-¿Por qué tuvo que suceder esto?-, pregunta un niño
-No lo se hijo, pero tengo miedo. Creo que hemos matado a un hombre justo.
Sí. El Justo murió por los injustos. El que es mejor amigo de los hombres murió por sus traidores. El Creador murió por su creatura. Allí pende de esa cruz, pesada cruz. Pero el hombre que mire a esa cruz y a quien está en ella, sabrá que ahora su destino tiene la solución.
Mientras tanto, el ángel caído y sus secuaces sufren la derrota más amarga. Si es que lo hubieran hecho caer y vacilar, esto no habría sucedido. De nada les valió la estrategia que le presentaron en el desierto, de nada les valió sembrar dudas entre el pueblo. Aún los propios romanos le siguieron. Hubo hasta griegos que pidieron conocerlo, porque ellos sabían que ese hombre era el Rey del Universo.
Allí, enfrente de la cruz están muchos hombres y mujeres sinceros. En sus corazones nace la esperanza y al fin, la victoria. Ellos miran a esa cruz y así… muchos más miraran también a esa cruz. La historia se repetirá sin fin, pero con un final feliz.

Han transcurrido miles de años desde entonces. Estamos en pleno siglo XXI y los habitantes de la Tierra aumentan. Día tras día se oye la historia, pero no son muchos los que se detienen a revivirla. No les importa lo que haya pasado. El hombre solo cree en sí mismo, es su propio dios. Cierto que hay injusticia y crueldad, ¿quién es el sembrador de todo eso? Lucifer no cesa de trabajar, y lo hace con más ahínco. Si pudiéramos oírlo cuando se ríe de nuestras caidas y derrotas.
-Te tengo- te susurra al oido esa voz burlona y sádica
Tú, en cambio, lloras y no sabes qué hacer
-Mira a la cruz- te dice una voz suave y segura
La decisión es tuya.


Silencio.
Silencio en la Tierra. Silencio en el Universo. Silencio en el tribunal.
Estás en medio de aquella amplia bóveda blanco-celeste. Ante ti está el Padre, y un ángel poderoso le entrega un libro. Tras ti oyes una risita maléfica, es tu archienemigo. Sabes que tu eres culpable de todo y no tienes ningún merito que te haga limpio. Como en película pasan ante ti todos tus actos. No te atreves alzar tu cabeza.
Terminado de leer todos tus actos, el Padre pregunta:
-¿Hay alguien más que quiera agregar algo?-
Esa voz burlona responde:
-Ves que el también te ha traicionado, por lo tanto, su destino es morir conmigo.
Tú sabes bien que eso es lo que mereces.
Sin embargo, a tu lado se para alguien, pone su mano sobre tu hombro, te dice que no temas, que no estás solo en esa lucha. Avanzando unos pasos más adelante dice:
-Padre, yo también deseo decir algo: es cierto que él merece morir por todo lo que hizo, es cierto que él también una vez te traicionó. Pero el fiscal no se da cuenta que este hombre una vez me llamó y me buscó, yo acudí a su socorro y le dije cómo triunfar para la eternidad. Lo he lavado con mi propia sangre y lo declaro limpio.
El Padre sonríe, el Hijo también.
-Es inocente.
Alzas tu rostro y detrás de tus lágrimas (de felicidad) corres a abrazar a aquél que te salvó de todo. Tu vida ha sido redimida para siempre.
En todo el Universo se oye un canto celeste, canto de victoria, de paz y de felicidad.


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Silence…
Silence in the whole Universe. Angels keep quiet and harps lay in their laps. The Almighty God observes. He puts his hands over his heart and from his eyes, golden tears well up. The Angel, Lucifer, is in His presence, the angel who was created among pearls, diamonds and with the soft but potent sound of a music never heard before. That angel has rebelled himself, and the tears of His Creator don’t touch his heart. Behind of this angel are million thirds of angels, all of them with the same glance of hate, haughty and rebellion.
-“Why, son?”
-“It is our affair”, arrogantly, he replied while signing to his host.
-“You break my soul. I can destroy you; even so, I will let you live so you can do what you have planned. But, you are not going to stay longer here neither in my presence. If some day you realize that you are not happy…
- Thy Almighty thinks I will not live in happiness? Sure, we will! Won’t it? – (a great roar of million hoarse voices and claps reply YESSS!!!)
-…I will be waiting for you.


Silence…
The Universe keeps in silence, again. The Angels can not believe what they just have heard. Is it possible that He, the Beloved Son, has offered himself to be sacrificed? No! He can not do that! Somebody must do that. Putting their harps on a side, they stand up and everyone wants to be heard. The Almighty Father raises his hand.
-Do you want to say something?
- I offer my life to be sacrificed – says an angel.
-I do too, Father
-I want to be!
- No, Let me to be sacrificed, so I will do…
One by one, millions of voices raise wanting to be the Redeemer.
The Almighty Father moves gently his head and speaks clearly:
“My Children, I feel pleased looking so fidelity and esteem. But no one of you is a creator. Just my Beloved Son knows what fate must the penitent bears. This is a distressing decision for me but I have to accept it.”
Coming back to his Son, he said to him smiling:
-“Remember, when that moment comes, you will never be alone.”

Silence…
Silence in the Earth. No one voice is heard in the Universe. The Almighty Father knew that it would happen some day. The couple that he made with his own hands, now they have been surrendered themselves in the evil hands. The Holy Father cries again… What a grief knowing that his children have disobeyed to him. Why it is hard to trust in what He said to them? He can also destroy them, for Him doesn’t take time. He won’t do, they deserve life, and even if life is cruel -no because he wants- they will have His support when they want to come back home.


Still. Silence… Still silence in this Earth.
Finally, He has been sacrificed. He has been crucified, lacerated and harmed worse than a defenceless animal.
A child asks: “Why had to happen this?”
-I don’t know, son. But I am scared. I guess we have killed a just man.
Aye. The Just man died for the unjust. The One who is the best friend of men died for his traitors. The Creator died for his creature. There, he hangs of that cross, heavy cross. But the man who sees that cross and the Man hanging of it, he will know that his fate has clear way.
Meanwhile, the fallen angel and his followers are suffering the harshest defeat. This wouldn’t happen if they have made fall and hesitate him. The strategy presented to him in the desert hasn’t any worth. No worth had the work of spreading hesitates among people. Even roman people believed in Him. There were some Greeks who wanted to meet him, because they knew that man was the King of the Universe.
There, in front of that cross are stand up many sincere man and woman. In their hearts rise the hope and then, victory. They look at that cross and… that is how many people will look at it. This will be a never-ending history, but with a happy end.

Since then thousand years have gone by. We are in this 21st century and Earth inhabitants go up more and more. The history is told day by day everywhere but there are few who make a stop in their life to revive it. They are not concerning what have happened to them. The man just believes in himself, he is his own god. It is true that unfairness and cruelty exist –Who spread these? - Lucifer doesn’t stop working and he is doing it with eagerness. If we would heard him laughing of our defeats and routs…
-I got you! - whispers in your ear that sadistic and mocking voice.
Instead, you cry and don’t know what to do.
-Look at the cross- a steady and soft voice speaks to you.
The decision is yours.

Silence….
Silence in Earth. Silence in the whole Universe. Silence in the Holy Court.
You are in the midst of that wide vault of heaven. You are unto the Father and a powerful angel gives to Him a book. Behind of you someone is laughing harmfully, it is your archenemy. He knows that you are guilty of everything and you do not have any merit to be cleaned yourself. As a movie, you are shown of all your acts. You don’t dare to lift up your head.
After that, the Eternal Father asks:
-Is there someone else who want to say more?
The mocking voice answers:
-You know that this man has betrayed you. Therefore, his fate is dying with me. You know it's what he deserves.
Nevertheless, someone stands up next to you, He puts his hand upon your shoulder, “Do not be afraid”- he says, “You are not alone in this fight”. And stepping ahead:
-Father, I wish to say this: It is true that death is what he deserves as a result of his acts. It is true that he once betrayed you. But the Prosecutor doesn’t realize that this man called my name once and then he searched me, I came to help him and I told him how he could triumph for eternity. I've washed him in my own blood and I declare him, Cleaned.
The Father smiles, the Son too.
-He is innocent.
You raise your head and behind of your tears (of happiness) you run to embrace to whom saved your life. Your life has been redeemed forever.
In the whole universe it is heard a heavenly song, a song of happiness, victory and peace.

lunes, 18 de junio de 2007

σκελετός

No quiero ser sarcástica pero creo que esto sonará así. De todas formas, hasta yo "caigo" en mi propia jugarreta.
Publicidad y mercantilismo hacen que todos nosotros busquemos realzar más allá de lo real nuestra belleza exterior. En nuestros blogs publicamos nuestras bellas fotos que muestran esa lindura que cargamos, y cierto... somos lindos!
Pero espeluznante y burlescamente se me ha ocurrido "imaginar" a cada lindura, no en su cuerpo sino en su σκελετός... perdón, quiero decir esqueleto. Si, claro, es como decir: "¡Cuidado!, esqueleto va caminando...", "Esqueleto en el computador", "esqueleto está tomando un cafecito y de paso, cruza las piernas", "Esqueleto viene sonriendo". ¿A que no se vería esto para nada atractivo, pero si para reirnos un poco?
Una vez en la universidad, un profesor dijo esto que me ha quedado en el recuerdo: "Somos lindos gracias a este pedazo de cuero que cargamos encima". Muy cierto.
Bueno, no quiero hacerlos sentir mal a ninguno de ustedes, pero solo recordarles que no somos gran cosa con este costal de huesos... ah! y esqueleto en griego es desecado, desde luego, podemos ver que somos un costal de huesos secos. Ay, pero que bueno que tenemos un cuero que llena los huecos y alisa las protuberancias óseas, con eso, cambia la cosa pueh!
Chicos y chicas... es para que recuerden nomás que ustedes, después de todo son hermosas creaturas. Bonito trabajo hizo papá Dios cuando con sus propias manos formó del barro el molde que ahora tenemos. Ese barro es la carne que llevamos y por eso no somos huesos andantes. Es bueno recordar eso para que pensemos que no es la belleza exterior la que predomina por sobre quien es uno. Así como nos nutrimos para tener un buen cuerpo, lo más importante es alimentar esa cabecita con alimentum puro y altruista. Con eso, realmente seremos ahora personas bellas con acciones perdurables.
Bueno preciosa... lindo... es todo por hoy. ...¡Chao σκελετός!



lunes, 4 de junio de 2007

The Arrow and The Song




I shot an arrow into the air,


It fell to earth, I knew not where;


For, so swiftly it flew, the sight


Could not follow it in its flight.




I breathed a song into the air,


It fell to earth, I knew not where;


For who has sight so keen and strong,


That it can follow the flight of song?




Long, long afterward, in an oak


I found the arrow, still unbroke;


And the song, from beginning to end,


I found again in the heart of a friend.


--Henry Wadsworth Longfellow


lunes, 28 de mayo de 2007

El mundo AlrEVes

Quizas esto no será "palabras en el firmamento", serán palabras escritas con un poco de dolor, impotencia y enojo... (vaya! no quiero que se pongan así también!)
Hoy dia venía en el bus hacia la comuna donde vivo, decidida a bajarme antes para pasar al ciber y escribir algo a los amigos.
Bueno...atando cabos y por lo que oi, todo sucedió porque un abuelito (con cariño) de unos 70 años que iba de pie, le dijo a una chica que iba sentada que no botara basura en el piso. Cosa simple, nada del otro mundo, yo lo tomo como un pequeño reproche a algo que no es debido por la buena educación. Pero como ahora estamos en un mundo anarquista, democrático.... todos son libres de hacer lo que les de la gana. Cierto también. El caso es que otro "caballero" se metio a defender a la joven... ahi fue lo que me causo pena. El tipo comenzó a increpar al anciano y lo trato de cuantas mil palabrotas que se le ocurrió en ese momento, y para rematarla le dijo: "Estai drogado".

¿Sí? Entonces yo soy una "drogada". Porque cuando veo algo que se que no está correcto, lo digo; si creo que estoy haciendo algo que no está bien, pues digo "perdone, no lo volveré hacer". Eso porque mis padres (siempre los padres) me lo enseñaron. Por eso admiro y adoro a mis padres, sin ellos no sería ahora todo lo que puedo ser y hacer.

Y ustedes, ¿Están con el grupo de los "drogados"? Amigos... cierto que este mundillo tiene sus reveces... hay gente que le importa un bledo su propio entorno, pero igual se quejan pero no hacen algo "útil" por cambiar eso, empezando por ellos mismos; mi felicidad es grande cuando veo que AUUUN hay GENTE (y con mayúsculas) que dicen y hacen. Mis aplausos para el Señor anciano que tuvo el valor de decir un consejo... podría haberle caído golpes (porque eso era lo que se notaba en la cara del otro hombre) pero no fue así.
En mi caso, prefiero pertener al mundo de los anticuados, que se desvelan por ver un pequeño avance en las personas, en la sociedad; y se que entre toda la masa de personas mal educadas, siempre habrá alguien dispuesto a alzar la voz por algo justo y necesario. Un bien común para todos. Seré yo una "abuelita drogada" al decir esto por aquí?

"Oye, mira... se te cayó el papelito"... ;) xD

miércoles, 23 de mayo de 2007

Flying so far, so high!

And I decided in the long way of my life


asking for wings instead of arms

for flying beyond here -to there.

Life is beautiful to lose her.

It is like the large sea

-sometimes calm - sometimes in change.

Under whatever moonbeam appears

we find pearls everywhere

I took those pearls and they are my treasure,

with them I'm building my castle

on the top of the highest summit

-beyond here,

-beyond the sea.

Why so far, so high?

'cause that is the distante I want to fly!





05/18/07

miércoles, 9 de mayo de 2007

Ser "Maestro"

Con el paso de mis años de estudiante, tanto en escuela, colegio y universidad, he aprendido mucho de aquellos que se merecen el título de "Maestros". Para mí, esa profesión es más que eso, no cualquiera puede llamarse así, eso es lo que considero. ¿Por qué? Es que no es tan fácil ejercer una tarea tan profunda, que no solo se realiza en las aulas. Un Maestro lo es aún cuando ya está jubilado. Lo que a continuación escribo, es parte de lo que he aprendido de aquellas personas que han dejado una huella de profundo respeto, de quienes he aprendido mucho, muchos no son jóvenes, ya son viejos a quienes los años hacen desvanecer sus fuerzas, pero no sus conocimientos ni sabiduría. De paso, lo dedico a todos mis compañeros de la U que estudiaron Pedagogía en Inglés. Por ahora, no me atrevo a ser parte del grupo de maestros. Esto me llevara tiempo. Pero doy un 7 por aquellos que se lo merecen.

1. Ten vocación (¿Acaso no resulta obvio? Aunque así es, muchos no la tienen)
2. Sé puntual. Sin decir que se exige puntualidad; si tu eres puntual, los alumnos captaran el mensaje.
3. Deja los problemas en casa, y muestra una cordialidad positiva a tus alumnos. ¡Es terrible andar al ritmo de la luna!
4. Sé paciente. Quien más pregunta, más quiere aprender; quien no tiene deseos de ser un excelente alumno, es que necesita palabras de incentivo.
5. Jamás ridiculices en público. Es mejor hablar con sabiduría y en privado.
6. Como maestro nunca te compares con tus colegas. Debes tener tu propio criterio.
7. Jamás te burles del 'tonto' de la clase. La hipocresía no tiene parte en la vida del Maestro.
8. Sé claro al dar las instrucciones. No rebusques palabras.
9. Nunca digas: "Ustedes no son capaces de... porque no han...". En cambio, suena mejor si se escucha decir: "Tú puedes hacer(lo)... porque...".
10. El maestro que cree en sí mismo, creerá en sus alumnos.
11. Si eres joven y empiezas a dar clases, no permitas que la luciernagas del orgullo propio mutilen tu sabiduría. Sé humilde.
12. Por si ves que alguien de tus alumnos están en problemas, no hagas de padre ni madre porque no es tu hijo. Haz de verdadero amigo, pues ese alumno es tu hermano. Así el tiempo será tu mejor testigo, y en tu vejez la admiración de tus alumnos ha de ser tu mayor recompensa.

Con esto quiero agredecer a mis profesores: Nelly, Jardín de Niños Miraflores; Agustina, primer grado; profesora María (no vidente) cuarto grado en la Escuela República de Nicaragua; Estela y Piedad de Chevez, Instituto Moderno; Ivan y esposa, Instituto Modelo; Profesor Pascual G, Escuela Nacional de Música, clase de violín; Rosa María, Curso de Mecanografía; Profesor Juanito Calvet, Universidad Tecnológica de Chile (ex Pérez Rosales); entre otros. De uestedes he aprendido lo que atesoro ahora y lo que soy en mi vida intelectual.

martes, 24 de abril de 2007

El encuentro con Mikhail Simonyan

Anoche, lunes 23 de abril decidí darme un pequeño regalo. Después de casi cinco años asisto nuevamente a un concierto de música. Lo decidí el domingo cuando compramos el diario y salía allí el debut de Simonyan. En realidad me interesé más por escuchar el Concierto para violín Nº 1 en Sol menor, de Max Bruch. Faltaban 10 minutos para las 7, llegué a tiempo. No tenía tanta plata como para darme el gusto de estar más cerca de los músicos. Tuve que irme a Galería…pero no importa, como le dije después a Lorena, la chica que conocí también allí, “de aquí podemos aún así disfrutar la música”.
¿De la música? ¿Cómo estuvo? Sin palabras…. Nada de críticas negativas. En sí el concierto es 100% maravilloso, vibrante, misterioso, como una corriente que te envuelve desde el inicio y no te suelta aún después que termina… tu sigues vibrando con su música. Mikhail Simonyan es un genio. Bueno, ya me lo figuraba cuando el diario decía que es “alumno del afamado maestro Pinchas Zucherman”. Y la verdad que el chico de solo 20 años las tiene todas por llevar. Su estilo y tranquilidad para tocar, como si estuviera solo en su cuarto, sus movimientos que no indican nerviosismo sino la vivencia de la propia música. No suelo aplaudir. Pero esta vez me gano su actuación. Si las manos me quedaron rojas, es que esa fue la única forma de agradecerle a este chico por ese regalo que nos entregó esa noche. Y también a todos los músicos de la Orquesta Filarmónica de Santiago, que fueron parte primordial para que el concierto de Max Bruch estuviera brillante. Si Max Bruch hubiera estado allí, creo que también habría quedado con las manos adoloridas pero lleno de felicidad y orgullo por ver a un joven tocando su obra. El público pedía más… ¿Más? ¡Claro! Mikhail nos regaló otro pequeño solo en violín. Eso no estaba en el programa. Pero él lo hizo. Esta vez la melodía era melancólica, suave, como si estuviera en un atardecer, el viento corre y de vez en cuando levanta una hoja… esa hoja vuela, pasa por entremedio de árboles, por encima de la hierba, besa a las flores, salta algún arroyo y finalmente, cae lentamente.

Después del intermedio, disfrutamos de las Sinfonía Nº 1 en Do menor, Op. 68, ejecutada por la orquesta. Los timbales fueron para mí el centro de atención. Esto sirvió para renovar el espíritu. Sin ellos creo que la Sinfonía habría carecido de vida.

Y al salir después al frío otoñal, sólo la música de aquel violín ejecutando a Bruch me siguió, aún hasta ahora… Quizás nunca conozca en persona a este joven violinista, pero para mí fue un encuentro con un ya genio y futuro maestro del violín.

jueves, 19 de abril de 2007

La fugitiva

Tenía 16 años. A esa edad se fue de su casa. De esa casa de madera en cuyo interior habían algunas camas cubiertas con plumones y piel de oveja, con una cocinilla que era un montículo de piedras y brasas, con una tetera colgando de un alambre. Hacía unos cinco años que su mamá había muerto aquejada por algún cáncer, según contaba después. No la vio morir, no la vio nunca más, pues justo un año y medio antes de que esto sucediera, mientras la niña iba al pueblo con su padre, al cruzar un estero con los pies descalzos, un clavo oxidado se le penetró en el talón. No la llevaron enseguida al hospital comunal para hacerle algun tratamiento, su pierna izquierda se le infectó, y sólo entonces, cuando ya no era capáz de dar un paso más, la llevaron al hospital. Corría el riesgo de perder su pierna y quedar inválida para siempre, pero eso no sucedió. Un día llegó una de sus hermanas mayores, Sofía. Iba vestida de negro. señal de luto. En breves y simples palabras le dijo: "Nuestra madre ha muerto". Y ella solo era una niña de 11 años, verse de repente prácticamente huérfana... Cuántas noches no lloraría esa pérdida, allí en su camilla, rodeada de otros pacientes sin poder gritar por su mamá, solo el silencio era testigo de su dolor, así como la almohada que recibió sin esquiveces sus lágrimas.
Al poco tiemmpo, ya recuperada de su pierna (tuvieron que cortarle el hueso infectado), regresó a su casa. Quedaban algunos de sus hermanos y su papá, José. Entonces ella se convirtió prácticamente en "mamá" de sus hermanitos. Había quedado una bebé como "de tres meses", a quien una pariente la tomó para criarla.
Justo entonces conoce o escucha algo sobre un 'mensaje de salvación', y decidió aferrarse de Dios. Sin embargo, la vida se había tornado dura, tan así de dura para una chica que entra en la adolescencia, sin tener la guía de una madre y sin el mucho afecto y confianza de un padre. No es que don José fuese descariñado, porque por más que sea padre, nunca será como la madre, además no quiso casarse otra vez "para no complicar la vida de sus hijos". Todo ese panorama, mezclado con el vivo deseo de superarse, decidió ir a buscar trabajo en la capital. Pero no sería fácil mudarse. Salió un día, sin avisarle siquiera a su padre. Viajó y viajó, quizás 16 o más horas (hoy es menos), apenas con dos bolsas pequeñas: era toda su posesión en esta tierra.
¿Qué sintió esa pequeña campesina al emprender su vuelo? Una campesina araucana en la metrópoli. Todos alguna vez hemos visto a alguien así. Demosle una sonrisa y si es posible, tendámosle la mano.
El día en que llegó a la ciudad se celebraba un congreso en la iglesia. Ella no conocía a nadie...a nadie. Y nadie fue capáz de hablarle, siquiera para crearle un 'ambiente de confianza'. Calladamente, sintiendo quizás las miradas escrutadoras de unos, o como otros la ignoraban, se fue a sentar en un viejo banco de madera. La noche caía y el frío comenzaba a envolver la ciudad. Pasaron algunas horas y pronto la gente comenzó a irse a sus habitaciones. Ella seguía allí sentada. Cuando entonces una señora, para nada de rica ni con aires de dama ministerial, se le acerca y la saluda. "Esa chica necesita ayuda", pensó para sí. En su casa no había más lugar para alguien, pues ella y su familia eranpobres, de todas formas, pensí que habría alguna manera de cómo arreglárselas y darle alojamiento a la pequeña viajera. No importa si la casa es chica, lo importante es que el corazón sea grande.
Si esa noche la joven campesina no hubiese encontrado una mano dispuesta a ayudarle, como dijo después, al día siguiente se habría regresado temprano a su lugar; pero entonces, todo lo que había soñado, habría quedado perdido en el tiempo, y con seguridad, su vida habría sido otra y no la que tuvo con el correr de los años. Pero Dios no la abandonó, puso en su camino a otras personas tan sencillas como ella, que fueron capáces de abrirle un huequito en su medio para darle el amparo que ella necesitaba en ese momento.
Poco después le ayudaron a encontrar trabajo y sus patronas fueron unas "ancianitas judías", amables y cariñosas que la llegaron a querer como hija. Poco a poco fue surgiendo para convertirse en uno de los brazos fuertes para su familia. La vida para ella nunca fue un juego, sino un reto, donde los aspectos materiales tienen mutua relación con los espirituales.
Cada vez que rememoro esa parte que me contó la sobrina de esta señora, de cuando la chica llegó a la ciudad, sintiéndose como bicho extraño entre la gente que, con toda seguridad, tenía la misma herencia sanguínea de raza, sólo me figuro a la señora que no lo pensó ni dos veces para tenderle la mano en aquella fría noche cercana al invierno. Era otoño... Y la chica campesina de las bolsas que se lanzó al mar de la vida, era mi madre: Carmen Quiñinao Caniuñir.
1 de abril, 2007

¡Hola!

"Ya te vas a poner autista", me dijo un amigo, un sábado al mediodia cuando veníamos el grupo de hermanos al paradero de buses y mientras yo me ponía los audifonos. Bueno, en realidad no iba a ser maleducada esuchando música sóla y permanecer incomunicada con las demás personas, ya que el aparatito no funcionaba bien y quería comprobar solamente si a esas horas se le habría pasado su 'parálisis técnica'.
Ahora, sin embargo, recuerdo a menudo eso que dijo el chico, "ya te vas a poner autista"... He notado muchas veces en que, en verdad, nos estamos volviendo en ese tipo de personas insensibles y sordos voluntarios ante los demás.
Me explico, traten de imaginar este cuadro:
Vamos a paso moderado por alguna calle peatonal, aquí en Chile sería Estado, Ahumada o Alameda, que sea cualquier calle de cualquier gran metrópoli de este pequeño globo llamado Tierra. Observemos a los que pasan a nuestro lado o se cruzan con nosotros, sus rostros tienen una expresión de saturación existencial, no hay sonrisa, ningún saludo... van "autistas" (escuchando música, por supuesto, a todo volumen) sin reparar en que pueden chocar con alguien; y cuando eso sucede, arde Troya, vienen insultos de uno y otro y prosiguen su camino con el restro aún más ceñudo. (Eso sí que es un aspecto tenebroso!)
Luego, subimos a la micro o bus; me parece que estoy en una sala de audiciones musicales, todos van con sus audios puestos, escuchando muy fuerte la música (¡Qué amables son pues comparten su música!), tampoco no hay ni una sonrisa, nada de saludo, mucho menos de conciencia por los demás...
-Bueno-, me dirán algunos. Es que si no conocen a alguien allí, obvio que no van a hablar con desconocidos, ni mucho menos van a sonreír, cualquiera pensará que uno está loco o lo pueden tomar a mal.
Respondo ahora. Tienen toda la razón, pero creo que también tengo razón para decir que aquó comienza el problema social: hace falta que la gente se comunique.
Uno es loco cuando dice "Buenos días" al transeunte que se le cruza en el camino, o al compañero de viaje en el bus, es un loco social.
Sucede que al dejarnos invador de tanta tecnología moderna nos volvemos cada vez más dependientes de esas cositas, vamos creando un cerco, una valla, y terminamos viviendo solo nosotros en un mundo diminuto, no nos damos cuenta que hemos llegado a ser los "modernos autistas sociales".
Poco o nada hablamos. No somos capáces de expresarnos ni de escuchar con atención a otros. Talvez estoy exagerando con este punto, pero es bueno ser siempre un rezagado ante tanta invasión tecnológica. Es lindo cuando podemos entablar conversación con el pasajero que va a nuestro lado, cederle el asiento a quien más lo necesita (aún cuando estemos muriendo de cansancio), de ahi entonces que todos seremos capáces de comunicar los temores, las decisiones e ideas y todo lo que concierne a cada situación que urge alguna solución decisiva.
Notemos otro ejemplo, se ha visto que ese mismo ambiente autista se transmite luego en casa pues se está perdiendo la comunicación con la familia. El chico se enciera en su cuarto con su equipo esuchando música a alto volumen, la madre, emocionada llora ante el drama que tiene su telenovela preferida y el padre, exasperado se va a su cuarto a ver el partido. Como alguien me dijo hace poco: "Mi hija ya ni me saluda y menos a su hermano chico".
¿Por qué no compartir nuestro mundo? Todos necesitamos dar vuelta a la página y comenzar a escribir una nueva historia, donde encontremos por el camino de la vida nuevos conocidos o nuevos actos que marquen nuestra y la existencia de otros.
Tengo también mi MP3 -algunos me ganan con su MP4 o su iPod-. Pero lo escucho solo cuando no hay alguien cerca para conversar o si acaso el ambiente se vuelve insoportable, que es cuando los viajeros hablan puran sandeces, y no hay caso para que hagan su plática más productiva.
¿Y por qué no sonreír? Cada vez que hablo con los amigos que están en otros paises, después que voy caminando o voy en la micro, voy rememorando cada palabra dicha, reproduciendo mentalmente sus voces y risas. Eso es uno de los motivos que tengo para sonreír. Lo curioso es, que algunos notan esa 'sonrisa perdida' (quizás parezco loca) pero ellos también sonríen. ¡Y qué más da! Pues me volteo y les sonrío moviendo la mano en son de saludo. No se y nunca sabré el nombre de los cuantos que han sonreído conmigo cuando me pillan en mis recuerdos -aún cuando no sonreía con ellos-, lo importante es que el rostro de ellos cambió y continuaron su camino sonriendo. Me pregunto a cuántos más contagiaron con esa sonrisa perdida...
Bien dice el refrán: "Sonríe y el mundo reirá contigo". Amigos, guardemos el Mp3 o lo que sea, mientras no sea necesario usarlo, y demosle colorido a este mundo que cada vez más se ensombrece por falta de una sonrisa, por falta de comunicación.
¿Por qué andar apesadumbrado, ceñudo, estresado e insensible?
Hagamos música con nuestras palabras. Ahí no hay como perderse entre tanto autismo social, pues siempre habrá una voz que servirá de guía para uno, y uno a la vez podrá darle vida a la vida del otro que estará por apagarse. Y sonreír....la verdad que no cuesta nada.

miércoles, 14 de marzo de 2007

Cuando el Shabbat se termina...

Sábado de reposo, de descanso corporal de la rutina diaria, entrega del espíritu a Dios, un espacio para compartir con Él quizás, un té, una plática, reírse, ser feliz, escucharle en el viento, el sonido del mar, ver la sobra de sus vestidos en la niebla matinal, y como el brillo de su amor se deja ver cuando el sol alumbra la vida, sus rayos se filtran a través de las nubes, ahí nace la esperanza, la fe, el deseo de seguir viviendo... para él. Todos los días son hermosos, sea sábado, lunes o miércoles. Pero, lo que hace especial de este día es que, así recuerdo o trato de imaginarme el primer Shabbat que Papá Dios tuvo con Adán, Eva, y toda la creación del universo... puedo hasta imaginar en mi mente humana el coro de ángeles tañiendo sus arpas, y la sonrisa de paz reflejada en los rostros de todos. Me figuro a una ardilla contemplenado extasiada el rostro de Dios, a un colibrí posándose por un minuto siquiera en la mano de él, al águila esbeltamente parada en su hombro, y en la lejanía los peces haciendo acrobacias.

Pienso que no todos lo ven así... hay gente que anda acelerada por la vida, ¿con qué fin? Es bueno un respiro, recibir un aliento, para mí eso es el Shabbat, para compartir con los amigos. Pero también pienso en aquella gente que anda sin rumbo en la vida, después de un "carrete" del viernes por la noche, cuantas jóvenes ya no ven el nacimiento de un sábado más, cuántos chicos murieron en accidentes, quizás drogados, o asesinados; cuántos niños no tuvieron un bocado de pan y esa noche fue la de su "trabajo" abusivo, solo para obtener un poco de dinero con qué comprar algo para comer.

Siempre pido que algún "ángel" les haya encontrado para ser una pequeña luz, y que ellos encuentren el verdadero camino de la vida.

Bueno... todos los días tienen su encanto, pero el Shabbat es especial para mí.

Y hablando de esto, el 10 de este mes fue distinto, especial, realmente agradable. Talvez no estaba ninguna de la escenas que yo imagino, pero sí estaba con amigos que he conocido aquí, amigos y hermanos, en la misma fe, la misma lucha. El Shabbat lo despedimos no en la iglesia ni en casa, sino reodeados de mar y tierra, con las gaviotas volando y piando a nuestro alrededor, mientras en el ocaso el sol se despedía de nosotros, dejándose ver trás las nubes, como inmens disco dorado sumergiéndose en el mar. Esto era Valparaiso (no el Paraiso), cerca de la familia Ponce Siwi, Mónica y su mamá, la amiga Ruth Martinez con su nieto Nicolás, Tia Eva, Christian, hno. Fidel. Son momentos que no se repiten otra vez. Gracias a Papá Dios que nos concede un pedacito de cielo en la tierra...

¿Habrá alguién más que desea imaginaro saborear un poco el Paraíso en su corazón? La mejor forma de sentirlo, es compartiéndolo con aquellos que nunca tuvieron un abrazo humano, son aquellos que necesitan el abrazo de Dios. Pero aún así, atesoro los momentos que pasó cada sábado con mis amigos de la fe. Dios es eterno.


lunes, 5 de marzo de 2007

El Tata y yo

Por lo visto mi madre fue una persona jovial a quien le gustaba siempre hacer amistades. Y no importaba quién fuese, aún quedo soprendida por esa genialidad que tenía para ganarse el afecto de todos a quienes he podido conocer.
Cuando vine a Chile, mi propósito principal era conocer a mi familia materna, y lo he logrado, pero solo comparto con algunos de sus miembros. Quiero decir, específicamente, que desde mi niñez apenas si supe como es compartir con un abuelo de sangre, solo a uno conocí. Los demás ya habían muerto. Y hablando de tios y primos, apenas si tenía mi tio Silvestre y sus hijos. En ese entorno, mi familia eran y siguen siendo los amigos que he logrado ganar, algunos conociéndolos por medio de mis padres, otros a través de los mismos amigos. Como quien dice, ampliando el circulo de los amigos.

Han pasado casi dos semanas en las que tuve ese bonito momento para compartir con alguien que conoció a mi mamá. El Tio Guillermo es una persona con caracter de niño. Aun me río cuando lo recuerdo así: el viernes pasado, estaba leyendo en la sala, y mientras que yo me arreglaba para la recepción del sábado, le pregunté si deseaba escuchar música. Así que puse un CD que me regaló Naxo, ex-compañero de la U y amigo también. Tendríamos música para unas 5 horas. Entonces apareció en escena el señor Tchaikovsky con su obra "El lago de los cisnes". Al principio no escuchaba nada de la obra, me pidió que le subiese el volumen (bueno, yo sí escuchaba pero él no). Y me fui para seguir con los arreglos. Claro, que cuando la obra llega a su punto más alto, los instrumentos le hicieron la jugada al tio, el departamento llegó a vibrar, y yo tuve que salir corriendo para bajarle el volumen, y es esto lo que no voy a olvidar, la cara del tio era como la de un niño travieso pero que está asustado por algo que ha hecho y no era debido... Bueno, yo no lo iba a retar, sino que nos largamos a reírnos, y después se me acerca y me dice: "Mijita, es que yo pensé que estaba tan bajo y por eso lo pedí que lo subiera, no creí que iba llegar a estallar como bomba que mire que hasta yo me asusté". ¡Qué más podíamos hacer sino reirnos de las travesuras! (Pobre el vecino que vive en el piso de abajo, habrá pensado que se vino un terremoto). Bueno, el tio siguió escuchando la música, sentí que la disfrutaba tanto o más que yo, cuando salió en escena la obra Sinfonía N° 9 de Beethoven, el tio emocionado tarareaba al rtimo de la música la famosa canción de la Alegría.

El sábado siguiente fue la noche cuando juntos observamos el eclipse de luna que se pudo ver en Chile y en otros países más de todo el mundo. Mientras mirábamos cuando la luna estaba totalmente cubierta, y después poco a poco se iba despejando dejando un tono amarillo-anaranjado fuego, el Tata (el mismo tio Guillermo) me contaba sus recuerdos de niñez, como cuando un día con su madre mientras iban a casa de una señora por la noche, se fijan en la luna y ésta estaba tan roja como sangre, era un eclipse de luna. Mientras mirabamos al puerto de Valparaiso, el Tata me regaló un viaje al pasado, a ese pasado que es suyo pero que lo revive cuando hay alguien dispuesto a escucharle. Un escritor dijo que los viejos viven de los recuerdos y los jóvenes de la esperanza del futuro. Bueno, esa noche hubo un complemento de ambos en la misma persona, porque el tio no solo me contó cosas del pasdo sino que también me expreso sus deseos y esperanzas de lo que es la vida espiritual. En ese caso, creo que el cristiano tiene esto en su personalidad. En el caso mío, considero que los mejores amigos son los viejos, siempre tienen algo valioso que mostrarnos, nos sirven como faro, o como un apoyo para madurar en la vida. El Tata es uno de ellos. Y gracias a Dios que lo he conocido. (Perdura la cadena de amigos de mi madre...)



**El tata ya no está más con nosotros. Duerme ahora como dijo nuestro Señor "en el sueño de los Santos". Algún día le veremos cuando la Trompeta suene y todos los santos resuciten para vida eterna. Agradezco a Dios que tuve ese honor de compartir con él. Su sonrisa y sus palabras quedan en mi memoria como uno de los mejores regalos que puedo obtener en la vida. 

lunes, 26 de febrero de 2007

Subaru Song...


Otra vez. No podía dejarles solo con el nombre de la canción. Tampoco entiendo japonés, pero si se que la letra es distinta a las canciones populares de hoy. Pues si desean aprenderla, aqui tienen cómo. (Los guiones separan las frases)

Me o tojite nanimo miezu-Kanashikute me o akereba-Kohoya ni mukau miti yori-Hoka ni mieru mono wa nashi-
Aaa... kudake tiru sadame no hoshi tati yo-Semete hisoyaka ni kono mi o terase yo-Ware wa yuku aojiroki hoho no mama de-Ware wa yuku saraba subaru yo--Iki o saraba mune no naka--Kogarashi wa naki tsuzukeru--Saredo wa ga mune wa atsuku--Yume o oitsuzukeru nari--Aaa... sanza meku namonaki hoshi tatiyo--Aaa... semete azayaka ni sono mi o oware yo--Ware mo yuku kokoro no meizuru mama ni--Ware mo yuku saraba subaru yo--Aaa.... itsu no hi ka dareka ga kono miti o--Aaa.... itsu no hi ka dareka ga kono miti o--Ware wa yuku aojiroki hoho no mama de--Ware wa yuku saraba subaru yo--Ware wa yuku saraba subaru yo

Y desde luego, disfrútenla escuchando al autor de la canción: Shinji Tanimura... o bien puede ser aquí; o escuchando a Misura Hibari.

("Culturizarse": explorar y aprender no solo de su propio país, sino sumergirse en otros mares y encontrar tesoros en ellos)

miércoles, 14 de febrero de 2007

Subaru



Recuerdo que tendría como 8 años. Un día mi papá llegó con una revista japonesa, allí salía una canción titulada Subaru, la letra estaba en japonés e inglés, pero yo no sabia nada de inglés, así que con la ayuda de un diccionario pude descifrar unas cuantas palabras, Subaru : Star: estrella, quería decir de una estrella viajera, quizas cometa, aquella que añora su lugar (su tierra), pero que siempre esta viajando por el universo.


Años más tarde, unas japonesas visitaron nuestra casa, iban con propositos de su religión, pero mis padres no les cerraron la puerta, sino que se hicieron amigos. Aún conservaba aquella revista y les pedí que la cantaran, no lo hicieron enseguida, al parecer entre plática y plática se nos olvidó el asunto de la canción. Llegó el 30 de Abril, y ellas aparecieron en casa, llevaban un queque de harina de arroz envuelto en una especie de tela, lo más natural y sencillo posible que he visto en mi vida, era para mi padre en su cumpleaños. Entonces, nos dieron la sopresa, le cantaron Subaru.


La melodía es hermosa, es como si tuviera un halo de extrañar algo.


2003. Otoño. Santiago de Chile. Una tarde venía de la universidad, solía bajarme unos cuantos paraderos antes y caminar por Alameda hasta llegar a Teatinos, donde tomaba el bus que me llevaría a casa. Recuerdo que estaba ya anocheciendo y corría viento, un sonido me llamó la atención, era algo como de violín pero distinto, me acerque al grupo que había, y cierto, estaba un señor chino tocando un instrumento tan raro para mí, especie de violin que se tocaba como cello, dos cuerdas nada más... imitaba el relincho del caballo, el tipo era maestro y tocaba muy bien, me quedé allí escuchándolo. Despues supe que tocaba una canción autoctona de China, que inglés sería "Horse Racing" (La carrera del caballo), ese violín chino es Erhu.


Y después de dar ese concierto gratuito que nos dejó a todos con la boca abierta, justo ejecuta Subaru, que en su lengua significaria "viajero andante", algo así como un peregrino eterno.


Quiero decir que ese fue el otoño más hermoso de mi estadía en Chile. Me sentía como una subaru que añora aquello que había dejado hace dos años aproximadamente, pero con la intuición que no sería muy fácil volver allí, quizás algún día, solo Dios sabe cuando.


Subaru...
Otra versiòn de Horse Racing, tocada por Rongchun Zao. Disfrútenlo!

martes, 13 de febrero de 2007

Hacia la cumbre!


Apenas es el comienzo de mi larga travesía: 24 años de vida, a punto de terminar mi estudio universitario (aunque faltan más), con 9 paises recorridos en mi lista de peregrinación (mmm... me falta el mundo entero!), con muchos porrazos espirituales pero que gracias a Dios, él me ha levantado; aun así creo que solo es el pequeño paso que voy dando en este camino. Hay piedras de todo tipo y tamaño, quizas mis porrazos se deban porque soy curiosa y me detengo a examinarlas.
Admiro a quienes han llegado lejos, personas que crean un entorno de mentalidad positiva, que sin palabras dejan una huella marcada en quienes le conocen, yo también he sido víctima de esta "impresión".
Todo este recorrido tiene su precio, pero confío en Dios que todo lo lograremos juntos.

Quiero decir que estoy emocionada y satisfecha puesto que una persona que no me conoce creyó en lo que puedo lograr. Siempre he pensado en hacer eso, pero no voy a revelar lo que quiero hacer, eso es un secreto entre Dios y yo. Para llegar a eso y muchos "picachos" más debo comenzar por el primer peldaño, quizas no tan agradable, quizas con una multitud de aspirantes con distintos caracteres, esto no se trata de competencia, sino de mirar hacia la meta. Al menos ya estoy casi logrando uno, que me llevara a muchos otros, me servirá como medio para llegar a la cumbre. Dios es maravilloso. No niego su cuidado. Quiero que también otros puedan conocerle y lograr todo aquello que tienen planeado. Los quiero mucho a todos.


(mientras tanto, afuera ruge el viento que viene del mar, es agradable sentir esa canción natural, es como respirar la libertad y no el bullicio de una ciudad mecanizada)

jueves, 8 de febrero de 2007

recuerdos de mi niñez

... mi triciclo rojo: había salido con mi papá un día "acompañándolo" en sus negocios, y pasamos por una tienda de bicicletas que estaba frente al Parque Central, pensé que papá iba a ver un cliente y creo que así era. Pero yo solamente me quedé pegada examinando cada triciclo, yo era chica y nunca había tenido uno y tampoco sabía andar, me había gustado uno: asiento rojo, una canastita blanca, y lo demás era azul. Papá me hizo la señal para irnos y nos fuimos. Al día siguiente, en la tarde, llegó mi papá y mamá me llamó para que fuera a ayudarle con las supuestas bolsas que traía del supermercado: ahí en el patio de la casa me esperaba aquél triciclo rojo. (Lo tuve hasta que me vine a Chile, el 2002... espero que la niña que lo recibió lo haya cuidado tanto como yo lo cuidé).

…my little red bike: That day I went out with my daddy “accompanying” in his business when we went by a bike store which was in front of the mayor square. I supposed daddy was going to see a customer…perhaps it was so. But I just was glued looking at each bike. I was just a little girl and never had had one neither I knew how to use it. I liked one: red seat, white little basket and the rest was blue.
Daddy said with his hand that we were leaving there… The next day by night after his work, my dad came supposing from the supermarket and mammy called me to help him with the bags, but there, in the front yard was waiting for me that red little bike. (I had it ‘til I moved to Chile, 2002… I hope the little girl who received my bike has cared of it as I did.)

... Bobby: Me encantaban los quequitos y papá siempre me traía. Una noche mamá había salido a hacer masajes, y mientras tanto yo entre que leía algo papá me entregó mi bolsita de quequitos. Me habría comido dos (en total eran 6) cuando llega mi mamá pero golpea la puerta delantera, y no entra como solía hacerlo por la cocina. Pues abrí la puerta, tenía una cara de picarona, y me dice quedo: "Ven, ven a ver que lo tengo aquí". Mamá usaba una cartera muuuy grande, pues era de multiusos y no se complicaba muchas veces la vida andando con paquetes. Allí, en esa cartera estaba la cosita más linda del mundo, blanco con negro, su carita me miraba como diciendo : ¡Hola! No pude esperar y lo tome y lo puse en el piso, allí estaba mi primer perrito, fue un derroche de cariños para ese perrito. Bobby se comió los otros queques que me quedaban. Era un perrito muy inteligente, cada vez que nosotros cantabamos, él cantaba con su voz tenor perruno, le gustaba el coco, el guineo; muchas veces le robó pan a mi mamá. Ambos "robábamos" pan para comer a hurtadillas. Bobby, aun cuando era un perro, fue para mí mi mejor amigo y hermano.

… Bobby: I loved the cupcakes and daddy always brought me cupcakes. One night my mummy had gone out to do massages and I stayed at home with dad. I was reading something when he gave me the bag with six cupcakes. I would have eaten all the cakes when my mom came but instead of entering by the backdoor, she knocked the front one. I opened it, her eyes were cheeky, she told me whispering: “Come, come and see what I have here.” Mom used a really big purse, it was a multipurpose bag and she never complicated herself carrying many bags. There, inside that big purse, it was the most cute little thing of the world, white and black, looking at me as saying: Hi! I couldn’t wait and I took and put him on the floor. Bobby ate the rest of my cupcakes. He was so intelligent. Every time we sang, he also joined us with his tenor-doggy voice. He loved to eat coconut, bananas; and many times he stole my mom’s bread (homebread) –we stole bread to eat on the sly. Even is he was a dog, Bobby was for me my best brother and friend.




... los domingos: día sagrado para comer pizza. Pero siempre en la mañana mamá preparaba una ollada de leche de soya (con el fin que durara toda la semana, más apenas pasaba el lunes y ya no había) y pan integral calientito.

…Sundays: sacred pizza days. Also, every Sunday morning my mom used to prepare a huge pot of soy milk (it was supposed to last for the whole wee, but on Monday it was gone) and whole-grain bread.




... los ensayos del coro: yo aún no cantaba, pues el coro solo lo integraban la gente grande. Mi primo Daniel era entonces el que dirigía y a mi me fascinaba escucharlos cantar "Elias el profeta, poco antes de partir, de labios de Eliseo con fe le oyó decir: que tu manto caiga en mí, que tu mantó caiga en mí, que de tu Espíritu doble porción con potencia caiga en mí..." A veces ensayaban en mi casa, y eso ha quedado muy grabado en mi mente... a veces sueño otra vez con todas las personas que una vez estuvieron juntos cantando, que cantan otra vez; pero, algunos ya no están. Espero que algún día vuelvan.


The choir: I didn’t sing yet because its member were only adult people. Mi cousin Daniel was the director and I loved to listen them. One of my favourite songs was “Elijah the Prophet” (I don’t know if there is an English version). Sometimes they rehearsed in my house so that is why I can remember it. I often dream again with all those persons that once were singing together, singing again. But some of them are not anymore. I just hope they come back again someday.

... El baño: talvez suene raro, extravagante... fuera de tono, pero allí en el baño era el lugar donde mamá y yo solíamos platicar siempre. Bueno... el baño guarda los secretos de dos amigas que serían de esta vida, ahí yo le contaba a ella mis sueños, mis vivencias, y ella también me contaba los suyos. Extraño ese lugar, y aun cuando lo tenga ya no será igual sin ella.

…the bathroom: Even if it sounds weird, or out of place, it was the place where my mom and I used to chat always. That place keeps the secrets of two great friends. I told her my dreams, plans, life experience (school, friends, church) and she told me hers too. I miss that place, even if I have that place without her will not be the same.


... Mi violín: jamás me gustaba, aunque estaba allí guardado, nunca pensé que sería en mi adolescencia el amigo que me acompañaría a todas partes. Mamá tuvo la sabía idea de llevarme a los cursos gratis de música, (si no hubiera sido por eso, yo no estaría en el camino en que estoy) pero yo quería piano, solo que ya no había cupo y quedaba para violín, flauta dulce y guitarra. Pues usé ese violín viejo de mi papá, no de muy buena calidad pero suficiente para aprender a tocar con Vivaldi, el concierto en la menor y muchos más de él... El 2001, cuando estabamos papá y yo en Guatemala, me regaló el violín que anda ahora conmigo.
*** No puedo dejar pasar a mi amiga Adriana Blanco Arce, la conocí el día que falleció su mamá. Parece que ese triste recuerdo nos uniría para siempre con el violín. Ella toca muy lindo el violín, y eso lo hacía cuando estaba en mi casa. Yo creo que tenía como 10 años y ella andaría por los 15. Pero nos hicimos muy buenas amigas, mejor dicho, es como mi hermana mayor. Su mayor pasión es la música. Ahora supe que tiene una pequeña orquesta en la iglesia. ¡Todo por amor al arte! ¡Bravo Adriana... lo has logrado!

…my violin: I never liked it. It was kept in some place but I never thought that it would be my friend in my teens going with me everywhere. My mother had the wise idea to take me to attend music course (I guess if that hadn’t happened I would not be in the way I am now). I wanted piano but it was closed and there were only for Violin, recorder and guitar. I used the old violin of my dad, it wasn’t a good violin but at least it was enough to learn and play Vivaldi concerts. In 2001 my dad and I were in Guatemala, there he gave me the new violin I have now.
********* I cannot forget my friend Adriana Blanco Arce, I met her the same day her mom passed away in my house. It seems to be that a sad remembrance will unit us forever with the violin. After her mom decease, she spent her time with us and she loved to play the violin. She plays beautiful! I guess I was 10 and she was around 15. We became good friends, better to say, she is like my older sister. Music is her passion.)


... Miami: era la primera vez que viajaba en avión y eso significaba todo un descubrimiento para una "cipotilla" flacuchenta y curiosa. Fue terrible para mi mamá cuando yo me per "perdí" en el aeropuerto de Miami, no, yo no me perdí, solo quería curiosear, y seguí a un hombre alto y bonito, vestido con un traje muy llamativo y con boina, lo seguí simplemente... No se porque nadie me vio pasar el area restringida, nadie. Y yo lo seguia nomás, hasta que siento que voy como subiendo, y de pronto me veo ante una puerta distinta, la curiosidad mata al gato, y entré: era precisamente un avión. Me descubrieron, dos caras ante mí, uno negro y la otra de aquél piloto que yo seguí, me hablaron pero no entendí! Entonces el piloto blanco me dice "¿Español?", --sí, contesté yo. "Aquí no puedes entrar, de dónde eres, cómo te llamas, etc... etc... yo solo miraba la cabina (creo que desde entonces he soñado con algun día aprender a volar avión, cosa que espero lograrlo, habría sido feliz siendo piloto). Bueno, dimos con mis padres, mamá no me regañó, papá tampoco. Esa misma noche, nosotros pobres, sin dinero para irnos a un hotel, nos disponíamos para dormir en el suelo del aeropuerto. Pero esta flacuchenta inquieta se mandó a cambiar más cerca... nunca había andado en una escalera eléctrica (¡Qué arcaica!) y también la curiosidad me mató, bajé tranquila pero no estuve lista para dar el saltito y tropecé y me caí de bruces, un joven amable me levantó y me preguntó si estaba bien (algunos cercanos me miraban y se sonreían, quizás fue bueno el espectaculo: una pequeña cayendo de bruces con las trenzotas sobre la cara), sí, yo estaba bien. Otra vez me llevó con mis padres, y eso sirvió para que esa noche no durmieramos en el aeropuerto. Un auto nos fue a buscar, subimos varios turistas, nos llevaron a todos a un restaurante, mamá y yo nos comimos las tres porciones de papa frita y papá se tomó los tres vasos de jugo de naranja. Y luego seguimos hasta el hotel, en donde quedamos hasta el día siguiente a las 6 cuando saldría el vuelo para Chile. Papá no gastó ni un centavo: aquel joven pagó todo por nosotros.
--Ahora que vuelvo a leer esto, solo traigo memorias que quedan impregnadas en uno. Es como revivirlas. Naturalmente, ese viaje que hicimos la familia ha sido el mejor de toda mi vida. Dios puso en el camino situaciones y personas maravillosas. A veces creo que son angeles que se nos cruzan en el camino. Angeles reales. Ahora estoy nuevamente en este pais del norte. Pero nada de lo que antes quería curosear ahora me deslumbra. Desde que llegué al aeropuerto Dulles en Washington DC me sentí como que no cabía en este lugar. Un aire distinto, de soledad y frialdad me embargó. Pero pese a todo los primeros dias totalmente amargos, amargos con todo el sentido de la palabra, Dios no me abandonó. Bueno, creo que si he soportado vivir todos estos meses aquí, es porque trato de figurar aquella niñita con trenzas, ávida por conocer y ver cosas nuevas, pero aquella niña que no sentía sola porque habían dos personas, papá y mamá cerca de ella. Con todo, no puedo dejar de agradecer al cielo por las lindas personas que se me han cruzado en el camino... ya sean con sus caracteres lindos o disgustantes, me han ayudado para ver mejor la vida, el mundo, la sociedad y tener paciencia en un lugar que no nací ni pretendo vivir para siempre. Aquí sigo dando rebote en USA...

... Y el 17 de Enero de 1990 llegamos alas 6 AM a Santiago de Chile, hacía frio. El 18 era mi cumpleaños, 7 años de vida, número perfecto para entrar a una nueva etapa conociendo la familia y los amigos de mis padres. Tia Clarita cocinó elotes, muchos elotes... esa fue mi torta deliciosa y el día más inolvidable de mi cumpleaños 7.

... Abuelo Carmelo: creo que no solo para mí representa el abuelo más querido que hayamos tenido. Es un señor alto, de voz fuerte, acento italiano-argentino. Algunos le tenían miedo, aparentemente, pero él sabía como ganarse el cariño de todos, viejo o niño, aun de los desconocidos obtenía admiración. Los niños lo queríamos mucho, era un "barullo" cuando sabíamos que el "abuelo Caramelo" estaba en Tegucigalpa. Pero yo me tomo la palabra, él fue para mí aquel abuelo que nunca tuve, en todo siempre me aconsejó, me ayudó espiritualmente... hasta el día de hoy. Creo que el mundo sería mucho mejor con hombres de esta clase. ;)

** También no puedo dejar en el olvido que uno de mis libros favoritos era un Atlas. Me gustaba ver la imágenes, los distintos rasgos característicos de las personas que salían de cada región; y mi pasatiempo era "estudiar" cada mapa, tratando de pronunciar los nombres de las ciudades, ríos, lagos, montañas... y a la vez preguntrame si algún día yo también podría conocer allí. Otros de mis libros que fueron los regalos de mi papá, eran dos tomos de las fábulas de Esopo, y otro de Historias de la Biblia, las imágenes no eran los típicos monos o caricaturas que suelen tener la mayoria de los libros para niños, estos tenían cuadros bellísimos, de artistas como Clyde Provonsha. Creo que por eso me gusta la pintura de clase, y admiro a quienes pueden así pintar.
Y a los 7 años recibí de mi abuelo Carmelo una Biblia de verdad, versón antigua de Reina de Valera. ¡Qué me dieran eso fue sentirme ya madura y toda una persona como para estudiar la Biblia! Y no mucho después me regaló también el libro "Exaltad a Jesús", no se qué pasó con ese libro porque años más tarde desapareció de mi casa. Quizás esto es inusual en un niño, me temo por los niños que reciben educación mecanizada y chatarra, gracias a Dios mis papás me dieron lo más valioso que ahora recuerdo con satisfacción y que me ha ayudado a ser diferente, así de simple.

miércoles, 7 de febrero de 2007

Si retrocedo...

Me sorprende nuestra poca fe. Cuando oramos pedimos: "Y no permitas, Señor, que ninguna prueba nos llegue". Aunque es cierto que Jesús dijo: "Y no nos dejes caer en la tentación más líbranos del mal". Entiendo que nuestra carrera en la vida será siempre de batallas, de enfrentamientos continúos ante sucesos que no podremos evadirlos. Jesús no le dijo al Padre: "No quiero ir al desierto para no enfrentar al enemigo". El sabia muy bien lo que iba a suceder, el no pidió privilegios para mantenerse fuera de las pruebas.
Solo recuerdo a una señora muy mayor que dijo una vez: "Y no me quites las pruebas, dejalas ahi pero ayudame a enfrentarlas, porque solo así podré estar consciente que estoy cerca de tí".
Quizás sea un pedido demasiado egocéntrico de mi parte, como para alardear luego de mi vida... pero no es eso, gracias a Dios por las pruebas que el permite, por eso aún vivo, ahí es cuando supe que Dios estaba conmigo, y por eso ahora, que no tengo nada aparentemente que enfrentar, le pido: No me quites las pruebas, más dame tu fuerza para vencer. Si retrocedo, jamás conoceré esta victoria, jamás sabré cómo Dios actúo en mi vida, jamás les diré a los que vienen tras mí: que con Dios todo se logra.

¿Quién llora esta noche?


Me pregunto cómo puedo vivir inmersa en mis deleites de la vida mundana y derrochadora entre el ruido estruendoso de la risa cortante y pensar en mis ganancias cuando veo miles de pequeños rostros con una lágima en su mejilla con una mirada que imploran amor con una pequeña mano sucia por el polvo que recogen en vez de la moneda que alguien les pudo dar; y veo a cada paso, no, no solo veo sino que oigo el gemido que traspasa mi sensibilidad cuando una vocecita dice: ¡pan, por favor! Las estaciones van y vienen, y en la calle, bajo el puente,al lado del palacio yacen ahora, esta noche, muchos inocentes,pequeños ángeles solícitos de cariño y protección... Pequeños inocentes: les pido perdon en nombre de todos nosotros los que decimos ser cristianos y no hacemos lo que el Maestro hiciera por ustedes,pido perdón en nombre de la sociedad corrupta que les ultraja... pido perdón en nombre de sus padres que por desgracia, les dejaron solos o ustedes son marionetas de sus vicios pérfidos... o quizás por necesidad de la pobreza... Pero aquí, desde mi lugar acogedor del corazón, deseo que una mano generosa se extienda para que podáis recibir aunque sea un pedazo de pan, y quizás... esa mano pueda ser la mía.

domingo, 4 de febrero de 2007


"Un pensamiento muy importante en mi vida es que la felicidad o suerte que nos trae la vida no las podemos considerar como algo evidente, sino que debemos a cambio ofrecer un sacrificio u ofrenda de servicio a los otros. " Alberto Schweitzer

¿Conoces quién fue él? o mejor ve lo que hizo con sus manos
...Teólogo, filósofo, musicólogo y médico misionero alemán, hijo de un pastor protestante...
Mi vida y mi pensamiento (fragmento)
"Soy solamente un médico vulgar y silvestre. Todo lo que quise fue fundar un pequeño hospital. Pero los pacientes comenzaron a llegar interminablemente y hubo quienes donaron tierras y otros que quisieron ayudar, de modo que creamos una gran familia. Actualmente, hay seis médicos y quince enfermeras. Somos una especie de república evangélica. La gente llega y pregunta: ¿qué es lo que puedo hacer? Lo hacen y cuando quieren irse se van".

Me encontraba una noche calurosa en mi cuarto buscando algún libro para leer antes de dormirme (algo que siempre hago desde que aprendí a leer), y acostumbro a dejar la ventana abierta para no sofocarme con el calor veraniego de este país austral. De pronto, una mosca molestosa comenzó a importunarme, cogí lo que encontré a mano y traté de espantarla para que se fuera, pero, así como son las moscas de necias y rebeldes, no siguió la dirección de la ventana sino que se dio media vuelta, otra vuelta más y otra más, y ¡zas! quedó atrapada en el frágil y engañosa red de la araña. Al ver a una nueva víctima luchando por librarse de aquellos hilos pegajosos, la araña salió a observar primero para después actuar; y poco a poco se acercaba a la desafortunada mosca mientras preparaba sus bucales venenosos... y se lanzó al ataque. La pobre mosca saltaba y se revolvía, quizás al sentir el dolor que le producía ese líquido aracnido. La araña se fue para regresar unos minutos después y lanzar otro aguijonazo. La mosca moría lentamente pero, a cada moento, recibía otra picada. Y bien, cuando volví a ver en que seguía esa batalla, vi a la mosca inerte y a la araña llevándosela a su guarida.
Que conste que mi intención no era matar la mosca, aun cuando sea un bicho molestoso y sucio, quería que ésta se fuera al aire libre, pero ella (así como son) rehusó salir y prefirió hacer lo que siempre hace: dar vueltas y vueltas como loca para caer presa de la araña.
Una vez mi papá también observó ese batallar pero de un zompopo, que es una hormiga de cabeza grande y capa dura que vive en Centro América. Para la araña este ataque significó la mayor prueba de su poder tratando de usar su veneno, pero como el cuero del otro bicho era duro, el veneno hacía efecto en él. ¿Qué hizo entonces la araña? Comenzó a tejer más y más hasta dejar al zompopo completamente envuelto sin oportunidad de escape y quizá, sin abertura pra respirar. Lo más probable es que el zompopo murió de desesperación al verse encarcelado, sin poder siquiera respirar libremente.
A todo esto, creo que ya habrán deducido lo que quiero decirles, y cómo se aplica muchas veces a la situación de todos en este mundo. Pero, no hay que lamentar a morir si hemos caído en una telaraña y no podemos salir de ahí. Por nosotros mismos jamás saldremos, mientras más tratemos de soltarnos, más nos enredadermos. Lo que se necesita es calma en medio de la tormenta: sosiego, tranquilidad, paciencia, tiempo breve para pensar claramente cómoe stá nuestra situación, respirar profundo y contarle eso a Dios, pidiéndole que en el nombre de su Hijo nos limpie con la sangre que él derramo por todos. Jesús mismo dijo: "Y todo lo que pidáis al padre en mi Nombre, eso haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo". S. Juan 14:13. ¿Quiere salir de esa cárcel que te ha atrapado?Pues ya sabes cuál es la clave para salir de allí. Y para la próxima: ¡Cuidado con revolotear sin rumbo y fíjate por donde vuelas!

¡BIENVENIDO!

y muchísimas gracias por tomarte el tiempo para visitar mi página.
Escribo en general de todo lo que pueda informar a otros, no me concentro en un tema específico, sin embargo, mi mayor interés es la poesía libre.
Algunos temas que he escrito han surgido a traves del diario encuentro con la realidad, todo lo que se recibe por la radio, TV o periódico, o con las conversaciones diarias que tengo con mis amigos y familia. Expreso mi libre pensamiento así como todos son bienvenidos a dejar sus opiniones. Nótese que aquel comentario que contenga expresiones incultas será eliminado. Soy partidaria de conservar el respeto mutuo sin importar el país, la raza, cultura o religión. Benito Juarez dijo que "El derecho ajeno es la paz".

Una vez más, muchas gracias por tu apoyo.

No te olvides encender los parlantes de tu computador y activar la música que está disponible al final de esta página. ♫♫♫♫♫

Un abrazo fraterno desde el lugar de mi peregrinaje, deseando que la luz del Ser Supremo ilumine siempre tu camino.

Learn Spanish!

Loading . . .
Powered by WyzAnt Spanish Tutors

Pandora